Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos

Fármacos que matan a las bacterias o hacen que éstas dejen de crecer.

Los antibióticos se desarrollaron a partir de mediados del siglo XX. Produjeron un cambio revolucionario en las condiciones sanitarias de la población, contribuyendo a un aumento en la esperanza de vida.

Los antibióticos actúan contra las enfermedades causadas por infecciones bacterianas. No tiene efecto en las enfermedades causadas por virus como la gripe, el resfriado, herpes, o VPH.

Si un virus es la causa de una enfermedad, tomar antibiótico no traerá beneficios, sino todo lo contrario. Puede acabar con las bacterias buenas o éstas pueden hacer resistencia contra el medicamento. Las bacterias son “listas” y pueden hacerse resistentes y escapar de la acción de los antibióticos. Las bacterias resistentes son un problema de salud pública y se combaten aplicando un uso racional de los antibióticos.

El desarrollo de las resistencias a los antibióticos y la escasez de tratamientos alternativos, constituyen en la actualidad un verdadero problema de salud pública.

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades contribuye a la defensa de Europa contra las enfermedades infecciosas. Cada 18 de noviembre desarrollan una campaña de sensibilización dirigida a profesionales, instituciones, autoridades y población general de todos los países de la Unión Europea, centrada en el objetivo de alcanzar un uso más prudente de estos fármacos y disminuir su consumo innecesario.

El mensaje principal de estas campañas se centran en el peligro que representa para la salud de todos, el autoconsumo de antibióticos. Un comportamiento que contribuye al desarrollo de bacterias resistentes y compromete gravemente la eficacia de los antibióticos.

Sin antibióticos, podríamos volver a la “era pre-antibiótica”, cuando ya no serían posibles los trasplantes de órganos, la quimioterapia contra el cáncer, los cuidados intensivos y otros procedimientos médicos. Las enfermedades bacterianas se propagarían y ya no podrían tratarse, causando la muerte. Solo 70 años después de su introducción, nos enfrentamos a la posibilidad de un futuro  sin medicamentos efectivos  para tratar infecciones bacterianas.

Prevención uso antibióticos

Por eso, este año, el hashtag de la campaña es: #keepAntibioticsWorking. Con el, se pide a los médicos, enfermeros, gerentes de hospitales, farmacéuticos, veterinarios, políticos, profesionales, organizaciones de pacientes, instituciones gubernamentales y al público en general, que compartan un mensaje a través de Twitter, Facebook o Instagram. Explicando lo que están haciendo para asegurar que estos medicamentos sigan siendo eficaces. ¡Todos somos responsables de mantener los antibióticos en funcionamiento!

 

Para hacer un uso correcto de los antibióticos es conveniente:

  • Seguir las instrucciones del médico. Ya que si no, podemos hacer un mal uso de este medicamento y es entonces cuando se produce la resistencia a los antibióticos.
  • Cumplir las pautas respecto a la dosis. Siguiendo siempre las instrucciones de tu médico.
  • Adaptarse al horario indicado.
  • Completar el tratamiento hasta el final. Cuando nos empezamos a sentir mejor solemos dejar la medicación sin terminar, esto contribuye a la creación de resistencias. La infección puede volver a aparecer y el antibiótico dejar de ser efectivo.

Indicaciones para ser responsable con los antibióticos:

  • No te automediques. solo tu medico sabrá si realmente necesitas antibiótico dependiendo del origen de la patología. En el caso de duda, también puedes consultar con tu farmacéutico para conocer qué tipo de medicamento es y cómo se usa.
  • No solicites antibióticos sin receta al farmacéutico.
  • Respeta los plazos fijados por el médico: en ocasiones, los resfriados y las gripes pueden complicarse hasta necesitar antibiótico. En este caso, acude de nuevo al médico para que te examine de nuevo.
  • No guardes los antibióticos que te sobren. Y tampoco los compartas.

Si se da un mal uso de los antibióticos, ponemos en riesgo nuestra salud y la de los demás. Si quieres ampliar más la información sobre su uso, te dejamos este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 7 =