Salud bucodental y salud general, una relación muy estrecha

salud bucodental

Fuente: Vitis

A rasgos generales, la OMS nos ofrece una serie de datos importantes sobre la salud bucodental.

Un gran porcentaje de niños y adultos tienen caries y padecen enfermedades de salud bucodental.

Las caries son capaces de eliminar el esmalte dental, la sustancia más pura y dura del organismo humano. Estas se pueden prevenir manteniendo de forma constante una buena limpieza de la boca.

Un porcentaje considerable de la población en edades comprendidas entre los 65 y 74 años sufre enfermedades bucales graves. Estas enfermedades pueden llevar incluso a la pérdida de los dientes.

Algunas de las causas que propician las enfermedades bucodentales son:

  • La mala alimentación
  • El tabaquismo
  • El consumo de alcohol
  • La falta de higiene
  • Falta de información

Disfrutar de una buena salud bucal es sinónimo de salud y calidad de vida. Porque ayuda a evitar el dolor en la zona del cuello, la cara y la boca. Además de prevenir cáncer de boca o de garganta, infecciones y llagas, enfermedades en las encías, caries y la pérdida de dientes. Estas enfermedades limitan en la persona afectada la capacidad de morder, masticar, sonreír o hablar. Y al mismo tiempo, repercuten en su bienestar general y psicosocial.

Para llevar una buena salud bucodental es primordial:

  • Cepillar los dientes 3 veces al día durante 3 minutos: hay que hacerlo nada más levantarse por las mañanas y después de cada comida. Aunque no inmediatamente, debes dejar al menos media hora para reequilibrar el pH. Y por último, al acostarse.
  • Utilizar productos específicos: dentífrico con flúor para prevenir la aparición de caries, hilo dental y enjuague. Como por ejemplo Vitis Orthodontic Colutorio 500ml y Vitis Pasta Dental Aloe Vera Sabor Menta 100ml.

Vitis colutorio y pasta

  • Visitar al dentista: mínimo 1 vez al año.
  • Realizar un cepillado correcto: movimientos cortos, suaves y elípticos, sin olvidar la línea de las encías.
  • Renovar el cepillo de dientes: es recomendable hacerlo cada 3 meses.
  • Llevar una dieta sana: evitar dulces, chucherías, bebidas azucaradas, etc.
  • No fumar.
  • No morder las uñas: Al mordisquear erosionamos continuamente el esmalte dental. Además, introducimos bacterias, por lo que puede afectar gravemente a la integridad de nuestros dientes.
  • Estar hidratado: La saliva actúa como protector dental y desinfectante, por lo que la falta de saliva puede afectar a nuestra salud bucal.

Es importante tener todo esto en cuenta para que las enfermedades bucales no nos repercutan en nuestra salud general. Hay que procurar llevar una buena higiene bucodental para disfrutar de una buena sonrisa y salud.

Y aunque sonreír no te ayude a cuidar tu salud bucodental, mantener una actitud positiva te ayudará a ser feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 6 =