¿Tienes ojeras? Estas son las razones.

¿Tienes ojeras? Estas son las razones

Muchas veces al despertarnos y mirarnos al espejo vemos como han aparecido ojeras. La parte inferior de la piel que se encuentra con nuestros ojos, ha sufrido cambios y adquirido un color oscuro junto a una leve inflamación.

Esta piel, 5 veces más fina que el resto de la piel del cuerpo, es además una de las zonas con menos colágeno – el nutriente encargado de mantener la piel tensa –. Además con el parpadeo éste se acaba dispersando.
Aunque nuestro aspecto nos hará parecer enfermos, nada más lejos de la realidad, este problema es muy leve y será fácil de solucionar.

¿A qué se debe la aparición de ojeras y bolsas?

Las ojeras pueden tener diversas procedencias, algunas más preocupantes que otras. Estas bolsas creadas en el contorno ocular inferior tan poco estéticas son un trastorno producido por:

Genética: Hay personas que por herencia genética han heredado este cambio físico facial de forma natural.

Enfermedad Renal: Se trata de enfermedades que proceden del mal funcionamiento de los riñones.

Hipotiroidismo: la tiroides lenta, esta puede ser causa de bolsas en los ojos y afecta a un 2 por ciento de la población.

Dieta inadecuada: exceso de sal, de alimentos procesados o la ingesta insuficiente de agua pueden ser causantes.

Toxinas: Son células vivas que se transmiten a través de la comida. Los alimentos procedentes de animales, plantas u otros organismos biológicos son transmisores.

 

¿Cómo diferencias las ojeras de las bolsas?

Ojeras

Principalmente aparecen con la falta de sueño, que provoca dilatación en los vasos sanguíneos. Con la edad, se es más propenso a la aparición pues cada vez es más fina la piel. Además de por herencia, también suelen aparecer por la falta de hierro que tiene como consecuencia una pobre oxigenación de los tejidos. Perdiendo así grasa alrededor de los ojos y creando coágulos de sangre.

Las ojeras podrán ser:

Pigmentadas: Producidas por un aumento de la melanina de la piel de los párpados por herencia genética, por dermatitis atópica o eccemas en la zona.

Vasculares: Con color violáceo por tener la piel muy fina en esa área que permite vislumbrar los vasos sanguíneos que hay debajo.

Valle de lágrimas: surco muy marcado que va desde el canto interno del ojo a la mejilla fruto del envejecimiento o por disminución de la grasa.

Bolsas

Generalmente aparecen por cuestiones genéticas. Esta hinchazón o profusión bajo los ojos aparece por pérdida de tono y de grosor en la epidermis, con la posterior flacidez de esa zona. O por herniación de la grasa orbital del ojo que empuja la piel hacia delante.

Cuando aparece al levantarnos. Se trata de una retención de líquidos, a veces generada por ingesta de sal en exceso.

 

Para combatirlo tienes dos opciones. Desde casa con ejercicios simples como a la hora de dormir, se aconseja poner la cabeza más elevada que los pies, con una almohada gruesa. Aplicar frío en la zona afectada. O, para los más atrevidos apoyar los dedos en las sienes, cerrar con fuerza el párpado durante diez segundos. Repitiéndolo diez veces con cada ojo, para finalmente cerrar ambos y relajar los rasgos durante un minuto.

En caso de persistir, acudir al médico que te recetará el tratamiento más adecuado para tu caso.

Estos productos te ayudarán a corregir el aspecto

A.G.E. Eye Complex 15ml

Filorga Eyes-Absolute 15 ml

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − cinco =