Piernas hinchadas en verano: cómo combatirlo

piernas hinchadas

La hinchazón de piernas es un problema que se produce principalmente por la retención de líquidos y por una mala circulación.

Algo que puede ayudar a combatir las piernas hinchadas es la realización de deporte en verano. Se recomiendan 30 minutos de ejercicio aeróbico y de fuerza para contrarrestar los efectos de la acumulación excesiva de líquidos en los tejidos, problema que afecta principalmente a mujeres en tiempo de menstruación, embarazo o menopausia.

¿Por qué la hinchazón de piernas es más común en verano?

Esto se debe a que el calor dilata las venas haciéndoles perder elasticidad y, por tanto, dificultando el retorno venoso. Es por ello, que se genera una mala circulación con origen hormonal o provocada por una vida sedentaria, una mala alimentación o el hecho de pasar mucho tiempo de pie o sentado.

Si este problema se produce de forma continuada durante todo el año y no es algo puntual, se recomienda acudir a un médico, puesto que, las causas pueden ser diferentes.

Ejercicios saludables para evitar las piernas hinchadas

Se recomiendan una serie de actividades indicadas para acabar o evitar las piernas hinchadas. Para ello, es aconsejable un calentamiento previo de 10 minutos de ejercicio aeróbico de resistencia.

Las actividades propuestas son de resistencia aeróbica y de fuerza para el tren inferior. Además, potencian el drenaje y aumentan las pulsaciones para acelerar el movimiento de los fluidos.

Las actividades son las siguientes:

Subir escaleras. Este ejercicio potencia la acción en el tren inferior, mientras que el riego sanguíneo incrementa su actividad. Aparte de recomendar utilizar las escaleras en lugar de ascensor, para aquellas personas con capacidad física, es aconsejable realizar cinco series de 60 segundos, descansando entre ellas 30 segundos.

Sentadillas. También ejercita el tren inferior y ayuda a la expulsión de toxinas de nuestro organismo. La forma en la que se deben realizar es formando un ángulo de 90º con las piernas y mantener la postura durante unos segundos, volviendo de nuevo a la posición inicial. Se recomienda realizar 3 series de 12 repeticiones cada una, destinando 30 segundos de descanso entre ellas.

Saltos. Gracias a esta actividad se consiguen mover los líquidos del sistema circulatorio y linfático.  El ejercicio puede realizarse de tres formas dependiendo de la capacidad física de la persona: saltando a la comba en series de 10 segundos cada una, en un trampolín o en una cama elástica.

Zancadas. Este ejercicio ayuda a incrementar la musculatura. Se realiza separando las piernas a la altura de los hombros, colocando una delante y otra detrás y flexionando formando ángulo de 90º. Se recomiendan series de 12 repeticiones con cada pierna, manteniendo la espalda y la cadera rectas.

Ejercicios dentro del agua. Dentro del agua se reduce la probabilidad de contraer lesiones. Dentro de este medio podemos correr, saltar o trotar.

La hidratación es de gran importancia.

Para las piernas hinchadas, un factor vital a tener en cuenta es llevar a cabo una buena hidratación. Es necesario tomar al día al menos 2 litros de agua, aunque si se realiza deporte se aconseja beber más. De esta forma eliminaremos líquidos mediante la orina.

Por otro lado, también se recomienda evitar la sal y los productos con azúcares.

Con todas estas recomendaciones y los ejercicios propuestos notaremos una mayor ligereza en tus piernas y nos olvidaremos de las piernas hinchadas. Además, mantendremos un mejor estado físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =