¿Sabes cuál es tu tipo de piel?

Tipo de piel

Muchas personas piensan que saber cual es tu tipo de piel es una cuestión fácil, pero seguramente muchas hayan sido las ocasiones en las que te has realizado esa pregunta frente al espejo esperando encontrar respuesta.

Cada piel es diferente y, además, va cambiando a lo largo del tiempo. Por ello, determinar cual es tu tipo de piel no es tarea fácil. Para ello, te presentamos algunas descripciones que pueden ayudarte a clasificarla de una mejor forma.

La piel se puede clasificar en cuatro tipos, cada uno con unas características y tratamientos diferentes.

Tipos de piel

Piel normal

La piel normal presenta una textura regular y sin imperfecciones. Su aspecto es suave y limpio sin necesidad de aplicar ningún tratamiento con anterioridad. Además, no posee brillos y el poro de ésta es pequeño e inapreciable.

Este tipo de piel es posiblemente la más fácil de tratar porque no necesita de atenciones especiales. Aunque, es importante no descuidarse demasiado, puesto que, si no le prestamos la atención suficiente, es posible que con el tiempo tienda a convertirse en piel seca.

La piel normal necesita tonificación y limpieza, así como hidratación. Es importante aplicarse crema hidratante día y noche para proteger e hidratar la epidermis.

Aunque las pieles normales sean las más fáciles de tratar, es conveniente contar con un cuidado específico para evitar daños por la exposición solar o el envejecimiento natural.

Piel mixta

Este tipo de piel se encuentra a caballo entre la normal y la grasa. La zona en la que más se acumula esta grasa es en la zona T, es decir, frente, nariz y barbilla, mientras que en las mejillas es entre normal y seca.

La piel mixta es la más difícil de cuidar debido a la mezcla de características que posee. Es importante una correcta hidratación pero que no genere sebo y cuide las zonas por separado.

También se recomienda una buena exfoliación y mascarilla nutritiva una vez por semana.

Piel grasa

Las personas que cuentan con este tipo de piel, tienen un aspecto brillante en el rostro a consecuencia de la elevada producción de sebo.  Uno de los mayores problemas que presenta este tipo de piel es la aparición de granos y puntos negros.

El exceso de sebo requiere de una rutina y unos productos específicos. Este tipo de piel es conveniente exfoliarla a menudo para evitar la suciedad. Este exceso de grasa en el rostro puede ser debido a un desequilibrio hormonal, herencia genética, edad, clima, alimentación y estilo de vida entre otros.

Es recomendable evitar los alimentos fritos y las grasas saturadas.

Piel seca

Por último, este tipo de piel es la que se caracteriza por falta de humedad y sensación de tirantez y rigidez. Tiende a pelarse y tiene un aspecto más apagado y blanco, de tacto áspero.

En ocasiones tienden a aparecer manchas y otras veces parece más envejecida de lo que realmente es. Para este tipo de pieles, los cambios climáticos le afectan en mayor medida.

Es recomendable una buena hidratación con cremas hidratantes. Los ácidos grasos esenciales y las sustancias antioxidantes de estos productos aumentan la flexibilidad de la piel y restauran su humedad natural.

En Farmacias 1000 contamos con los siguientes productos según tu tipo de piel:

Pieles grasas

URIAGE HYSEAC EMULSION MATIFICANTE 40ML

Pieles normales

AXOVITAL CREMA HIDRATANTE PIEL NORMAL 50ML

Pieles mixtas

APIVITA AQUA VITA CREMA GEL HIDRATANTE PIEL GRASA/MIXTA 50ML

Pieles secas

HYDRALAUDE PIEL SECA CREMA 40ML

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + 11 =