Los beneficios de pasear por la orilla de la playa

Pasear por la playa

La playa no es únicamente un lugar donde tomar el sol y refrescarse con un buen baño.

Dar paseos por la playa puede aportarnos múltiples beneficios a muchas partes de nuestro cuerpo, como lo son el corazón, los nervios, los músculos e incluso la belleza corporal. Además, caminar por la orilla del mar es un ejercicio que nos aporta paz y relajación.

Beneficios de pasear por la playa

  1. Tiene efectos positivos para nuestros pies, ya que, es de las zonas con más terminaciones nerviosas y, la arena, es la superficie ideal para que se produzca una estimulación, en particular al sistema cardiovascular.
  2. Se reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2 entre otras muchas enfermedades.
  3. Disminuye el riesgo de ser hipertensos y mejora la capacidad aeróbica.
  4. Favorecen a una mejor recepción de oxígeno gracias a la humedad del mar y a su baja presión.
  5. Disminuyen la ansiedad y el estrés percibido a la vez que mejoran los vínculos sociales y la autoestima y reducen las tensiones corporales y el negativismo.
  6. Favorece el buen funcionamiento de nuestros músculos y fortalece huesos y articulaciones, tonificando a la vez la musculatura.
  7. Facilita el retorno venoso y mejora la hinchazón de las venas gracias a la irregularidad de la arena. Por ello, es favorable para personas con problemas vasculares, varices o edemas en las extremidades.
  8. Es un excelente exfoliante natural.

Los paseos por la playa son beneficiosos para personas de cualquier edad, siempre y cuando se realicen con moderación y evitando lesiones.

Se recomienda realizar estos paseos en las horas de menos calor, como pueden ser las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde, evitando de esta forma las horas de mayor exposición solar.

¿Es más beneficioso caminar por la arena seca o mojada?

El mejor tipo de arena para caminar es la arena mojada. Esto se debe a que es un terreno más fácil de recorres y ayuda más a estimular la circulación. Además, esta superficie suele ser más estable que la arena seca y se requiere menos esfuerzo energético para caminar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × tres =