After sun, para después del sol

After SunComo todos los veranos, tomar el sol ocupa una de nuestras actividades preferidas. Cada vez más somos conscientes de los cuidados que tenemos que aplicar a nuestra piel previamente a esta actividad. Sin embargo, nos olvidamos de que, una vez hemos vuelto de tomar el sol, debemos seguir cuidándonos. Hablamos de los after sun. Tendemos a creer que estos productos únicamente es necesario usarlos en condiciones de quemadura. Cuando nos hemos quemado, acudimos urgentemente al after sun, pero lo que no sabemos, es que aún incluso cuando no nos hemos quemado, su uso está bastante indicado.

Los after sun, tienen numerosos beneficios, que te explicamos a continuación:

Sensación de alivio. Es sin duda su beneficio más conocido. Maravillosamente, los after sun tienen el poder de hacernos calmar la sensación de calor y dolor agudo que sentimos tras habernos quemado. También la sensación de sequedad, de piel tirante. Nos aporta frescor a la zona del cuerpo en la cual la apliquemos, de manera que aquí la piel se relaja y recupera su tono. Algunas están fabricadas con aloe vera, lo cual hace que notemos más todavía el efecto refrescante.

– Hidratación. La aplicación de un after sun te hidratará la piel mucho más que cualquier crema hidratante. Esto es algo muy importante, porque a pesar de que no llegues a quemarte, cuando tomas el sol, éste va absorbiendo agua de tu piel, la cual se va evaporando. Por tanto, tus células van quedándose más “secas” a medida que te expones a los rayos del sol, y conviene hidratarlas. Con una o dos aplicaciones de after sun, tus células habrán adquirido ya la cantidad de líquido que necesitan.

– Fluidez. Las lociones after sun, son ligeramente más líquidas y fluidas que las cremas hidratantes normales. Esto hace, que ahora en verano, que nos cuesta ponernos cremas debido al calor y la sensación de que ésta no se absorbe, nos resulte más fácil y cómodo usar el after sun, en lugar de una hidratante más densa.

– Suavidad. Cuando la piel se seca al sol, generalmente se estira. El after sun, debido a que hidrata las capas internas de la piel, aporta suavidad a la misma, de manera que la tirantez típica de la piel recién quemada desaparece.

– Antiarrugas. Cuando la piel necesita hidratación aparecen las temidas arrugas. El sol colabora a su aparición, por lo que, si no puedes reducir las horas que pasas expuesto a él, la aplicación de loción after sun una vez después de haberlo tomado, contribuye a que una vez hidratada, tu piel disminuya el riesgo de arrugarse.

– Piel pelada. Por la misma razón anterior, pero cuando la piel sí ha llegado a quemarse, ésta suele pelarse y aparecer descamaciones. Estas alteraciones son rápida y fácilmente reparadas tras la aplicación del after sun.

– Bronceada por más tiempo. A todos nos encanta el color moreno. La tendencia actual es tomar el sol el mayor tiempo posible, hasta que adquirimos la tonalidad que deseamos. No obstante, el tiempo que nos “dura” el moreno en el cuerpo es mucho menor que el que requerimos para adquirirlo. Está comprobado, que el bronceado permanece fijado por más tiempo en las pieles que son elásticas y tonificadas, beneficios que también te aportará un buen after sun. Además de que el moreno durará más tiempo, con tu after sun, éste presentará un tono más uniforme y luminoso.

– Piel joven. El uso de after sun, ayuda a prevenir el envejecimiento celular, así como la aparición de manchas. Pues hidrata las fibras de elastina y colágeno que se rompen tras la excesiva y prolongada exposición al sol, y que son causantes de ellas.

Ahora que conoces todas las ventajas, ¿a qué esperas para incorporar tu loción after sun, a tu bolsa de playa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 9 =