Sequedad facial: labios, nariz y rostro secos. ¿Cuál en la solución?

Sequedad facial

La hidratación es uno de los factores más importantes para acabar con la sequedad facial.

Beber poca agua se traduce en una piel seca y, por ende, sequedad facial al perder la piel la elasticidad normal. Asimismo, el uso de algunos cosméticos o jabones demasiado corrosivos pueden afectar la humectación natural de la piel y de los labios haciendo que se formen escamas y costras.

Además, cuando una persona está resfriada o congestionada, suele respirar por la boca; eso hace que la entrada y salida de aire constante reseque los labios y la nariz. En estos casos es fundamental poner algún humectante o protector especial durante el día y la noche.

Este problema se manifiesta especialmente en otoño e invierno, aunque puede aparecer durante todo el año, ya que el sol también reseca mucho la piel. Se caracteriza por la descamación de la piel y el picor o escozor de la misma.

Existen 5 tipos de piel:

  • Normal
  • Grasa
  • Seca
  • Mixta
  • Sensible

Las causas para la sequedad facial en la piel son, en primer lugar, genéticas. También influyen otros factores, entre los que se encuentran: el clima, la estación del año en la que nos encontremos, una alimentación inadecuada, falta de Vitaminas A y E.

Sea cual sea el motivo, la sequedad facial siempre puede combatirse mediante algunos sencillos cuidados.

  • Hidratar la piel: hay diferentes soluciones para ello, como son:
    • Crema Hidratante: Alivio inmediato y regeneración duradera. Nutrilogie reeduca tu piel para que produzca sus propios lípidos y le permite construir su película hidro-lipídica para limitar la pérdida de agua.

    • Vaselina: Con una sola aplicación, hidrata, lubrica, suaviza y protege.

Vaselina pura

    • Bálsamo de nariz y labios: Calma los labios secos y agrietados aportando una sensación de frescor.

Bálsamo labiosBálsamo nariz y labios

  • Protegerla del sol: El Bálsamo Reparación Intensa Nariz y Labios de Neutrogena alivia rápidamente, dejando los labios más suaves e hidratados. Además, protege de las agresiones externas y previene las grietas y fisuras de la nariz y los labios.

Crema protección solar

  • Beber mucha agua: Suena a tópico, pero es una de las soluciones más fundamentales.

Además de la zona T y las mejillas, los labios también sufren la sequedad cutánea.

Muchas personas tienen la mala costumbre de morderse los labios o pasar la lengua por encima de los mismos cuando están irritados. Esto es un grave error porque se irritan aún más, llegando incluso a provocar heridas. En estos casos de irritación extrema lo mejor es hidratarlos en profundidad. Un buen remedio natural es aplicar unas gotas de aceite de oliva como si fuera un bálsamo. Después de dejarlo actuar unas horas, lo retiramos y listo.

Sequedad facial. Labios agrietados.

La causa más común de una sequedad facial temporal son los resfriados y alergias. Secar o sonar constantemente nuestra nariz con pañuelos de papel o tela acaba por maltratar la zona, y aunque usemos productos suaves para este fin es común que la sequedad aparezca igualmente. Una buena opción para evitarlo es limpiar la nariz con agua, de este modo reducimos el roce y prevenimos que esta área se maltrate.

Sequedad facial. Aletas de la nariz irritadas.

 

La prevención de la sequedad facial también pasa por evitar usar productos irritantes, como la espuma de baño o cosméticos agresivos que contengan alcohol, colorantes, fragancias o aceites esenciales proirritantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =